Restaurante Koi Japonés

0
66

 

Hola de nuevo queridos lectores, hacía mucho que no escribía sobre dónde comer en León. Voy a retomar la web con más fuerza y con algunos cambios. A partir de ahora esta web se va a centrar solamente en restaurantes de León, cañas y tapas, barrio húmedo, barrio romántico y todos los barrios dónde nos den de comer. Si buscáis los mejores restaurantes de León tenéis que leer la siguiente crítica, hemos tenido el placer de visitar uno de los mejores, y sin duda el mejor japonés de León.

Situado en el barrio Romántico (calle Cervantes, 1) tenemos un pequeño y restaurante llamado Koi Japonés, por suerte parece que se están poniendo de moda los japoneses en León, desde luego nos encantan. No es el primero que visitamos pero si es el primero que aparece en esta web. Habrá más, prometido, sólo tenéis que estar atentos a mis publicaciones. Lo primero que llama la atención del restaurante es su pequeño tamaño, realmente tiene pocas mesas, por lo tanto recomiendo hacer una reserva, tiene bastante éxito y es fácil que se llene por completo.

Como se puede apreciar el Koi Japonés es bastante pequeño, la decoración era muy sencilla, sin alardes. Llama la atención el elevado techo que teníamos encima y los cuadros abstractos de las paredes. Las camareras, como no podía ser de otra manera en un restaurante de estas características, iban perfectamente uniformadas con un traje japonés y el pelo recogido con palos.

 

Platos Koi Japonés

No quiero enrollarme mucho, vamos a lo importante. Para hacer más llevadera la espera nos sirvieron un aperitivo bastante curioso, no sé su nombre pero era parecido a las judías verdes, a mi me gustó bastante.

También puedes leer:   Hotel Presa, Riaño

restaurante koi japones leon

 

De primero pedimos unos niguiris con tres sabores diferentes: calamar, vieira y caballa. La cosa pintaba muy bien, su excelente aspecto llamaba bastante la atención, debía saber realmente sabroso y así fue, de hecho fue bastante sorprendente, sobre todo el de vieira, fue el que más nos gustó a los dos, una maravilla para el paladar. Su estética muy cuidada y minimalista, por desgracia su minimalismo se notaba también en la cantidad. Como todos los demás platos, los niguiris nos supieron a poco, son platos escasos aunque increíblemente sabrosos. En los restaurantes de lujo es así… Os muestro el primer plato, fue servido acompañado de wasabi y jengibre, ambos buenísimos. El wasabi ya lo conocía, el jengibre fua una grata y deliciosa sorpresa, combina increíblemente bien con los niguiris.

restaurante koi japones leon

 

El tercer plato fue el cangrejo de concha blanda, otra sorpresa de las buenas. Delicioso es decir poco. Estaba rebozado y envuelto a modo de bocadillo con un pan especial. La verdad es que su aspecto no le hace justicia, aunque de nuevo era un plato bastante pequeño, se podía considerar un aperitivo, al menos su sabor fue una grata sorpresa.

restaurante koi japones leon

 

El tercer plato estaba en camino y por supuesto llegó, teppanyaki de pato y foie. Detrás de este enrevesado nombre se esconde el plato estrella de la noche. Eran trozos de pato muy poco hechos acompañados de almendras garrapiñadas y una salsa tan extraña como deliciosa. Un plato espectacular y más sorprendente que los anteriores si cabe, pero al terminar seguíamos con hambre. La presentación seguía la estela del resto de los platos, y llamativa.

También puedes leer:   Restaurante La Gitana

restaurante koi japones leon

 

Suponíamos que con esos tres platos no iba a ser suficiente, obviamente no lo fue y pedimos un cuarto plato, ura maki de tartar de pescado. relleno de pescado crudo, un clásico de la cocina japonesa. De nuevo el sabor era de nota, notable alto al menos. En el Koi Japonés todo es una explosión de sabores. Lástima que los platos sean tan pequeños y caros.

restaurante koi japones leon

 

Como podéis imaginar aún teníamos hambre y tuvimos que pedir un par de postres, nada baratos por cierto. Si la comida fue realmente sorprendente los postres no se quedaron atrás. Puedo afirmar casi sin lugar a dudas que probé el mejor postre de mi vida. Si alguien me conoce sabrá que no soy amigo de los dulces, por suerte estos postres no eran nada pesados y tampoco demasiado dulces. Mi novia pidió el mejor postre del mundo, ganache de chocolate blanco y yo el mousse de chocolate más suave que he probado nunca. El ganache ganó por goleada, su increíble mezcla de sabores lo coloca en la cúspide de los postres, al menos en mi cúspide. Tenéis que probarlos, pero de momento os tenéis que conformaros con verlos en la pantalla. Obviamente las fotos no les hacen ni un 20% de justicia.

 

Resumen de la cena

Obviamente llegados al punto final de la cena quedamos realmente satisfechos en cuanto a calidad y servicio. El riquísimo vino (José Pariente) estuvo a la altura y por supuesto nos lo dejaron con un enfriador. Todo muy cuki, excelentemente atendido y la comida exquisita. Por desgracia no todo era perfecto, el Koi Japonés se posiciona como un restaurante definitivamente caro, mi novia tenía un capricho y lo disfrutamos como enanos, pero la broma salió por casi 90€. Recomiendo comer un par de rondas de tapas antes de venir, de lo contrario saldréis con hambre, los platos son pequeños y el pescado sacia poco. No obstante, la calidad de los platos unida las excelente atención dio lugar a una cena casi perfecta, sin duda vale la pena el esfuerzo económico, aunque dudo que vuelva hasta el año que viene (al menos). Aquí podéis ver su carta: Carta Koi Japonés.

También puedes leer:   Bar Correo

 

Situación

Pros

Comida de altísima calidad
Postres innovadores y buenísimos
Excelente atención

Contras

Bastante caro
Platos escasos

Mas visitas...

  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
  • 80%


Excelente comida y elevado precio, vale la pena el esfuerzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Languedok.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Banahosting (proveedor de hosting de languedok.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Banahosting.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en languedok@languedok.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información aquí.