Restaurantes, bares de tapas y cafeterías de León

 

Bienvenidos a la web de restaurantesbares de tapas de León y cafeterías para desayunar. En esta web podrás encontrar críticas NO PROFESIONALES de los mejores sitios para comer, tapear o desayunar de León

León es conocido en toda España por varios aspectos, uno de los que más turismo atrae a la ciudad es sin duda su gastronomía. Tenemos en toda la provincia una amplia selección de restaurantes y una increíble variedad de bares de tapas.

Las zonas de tapeo más conocidas son el Barrio Húmedo y el Barrio Romántico León. Entre ambos barrios suman más de 200 bares donde podrás degustar  probablemente las mejores tapas de España.

 

¿Que vas a encontrar en esta web?

Si has venido a León a hacer turismo o simplemente quieres darte un capricho e ir a un buen restaurante aquí puedes encontrar mis recomendaciones sobre lo que me gusta y disgusta de León. Podrás ver opiniones REALES de los mejores (y peores) restaurantes de la ciudad, las tapas más sabrosas (y las que no me gustan), y los mejores sitios para tomar un delicioso desayuno.

  1. Restaurantes de León
  2. Bares de tapas de León
  3. Cafeterías para desayunar en León

 

¿Que es una tapa en León?

La tapa es un aperitivo gratuito que sirven en toda la provincia de León con casi cualquier consumición que pidamos. Podemos pedir un vino, una caña, un refresco, un vermú, etc. Siempre vendrá acompañado de la tradicional tapa leonesa.

Podemos encontrar en la actualidad una enorme variedad de tapas en León. Muestra de ello, al menos en parte, son las tapas comentadas en esta misma web.

restaurante - bar la competencia eras leon
Tapa La Competencia

La tradición de la tapa lleva muchos años arraigada en la provincia, tanto ha sido su éxito que se ha extendido incluso a los clientes que piden un café por las mañanas. Desde hace pocos años, los bares ofrecen también una tapa con los cafés, pero en esta ocasión las tapas son de otro estilo, son tapas de desayuno que pueden ser un trozo de de patata, un trozo de croissant, una tostada o incluso un sándwich completo. La competencia es enorme en las tapas leonesas, de ahí que cada bar se esmere en ofrecer la mejor tapa de León posible.

 

Origen de la tapa en León

El origen de la tapa de León viene dado porque antiguamente la gente tapaba los vasos con una tapa por encima para evitar que entraran moscas o cualquier insecto. En un principio solían poner unos pedazos de o queso en dicha tapa. Esta tradición se ha extendido hasta nuestra historia actual de manera que todos los bares de León sirven este preciado aperitivo junto con las consumiciones.

Esta tradición está tan arraigada que es común salir de tapeo por León con el fin de comer o cenar únicamente con las tapas que regalan con las bebidas.

 

De tapas por León

¿Nos vamos de tapas por León? Es sin duda una de las frases más dichas en nuestra ciudad. Es algo tan tradicional como nuestra catedral y tan habitual como respirar. La mayoría de nosotros vamos a los bares por sus tapas, elegimos la tapa que más nos gusta e irremediablemente nos hacemos clientes habituales. Los días de mayor afluencia son los fines de semana, es lógico pensar eso ya que la mayoría de la gente descansa, no obstante tanto en el barrio Húmedo como en el barrio Romántico podemos encontrar ambiente todos los días.

Tenemos tapas deliciosas en el barrio Romántico como por ejemplo la del bar Condeso, un clásico de León, que mezcla las mejores tapas junto a una estupenda música vintage. Si preferimos quedarnos en el Barrio Húmedo no son pocas las ofertas que podemos encontrar, pero no puede faltar una visita a la Pizzería La Competencia o el bar Don Gutierre, dos excelentes bares de tapeo leonés indiscutibles. También damos un poco de “caña” a las tapas que menos nos gustan.

No debemos olvidar que no solo tenemos tapas en el Húmedo y en el Romántico. Tenemos en León una extensísima oferta de bares y zonas donde degustar las mejores tapas. Tenemos por ejemplo el bar Capuchino en Eras de Renueva, con una interesante oferta de tapas. Si nos vamos al barrio del Crucero también quedaremos satisfechos. La Chantría o la zona centro de la ciudad son otro ejemplo de tapas de calidad. Pronto iremos añadiendo mucho más lugares, para que descubras las maravillas gastronómicas de León. Actualmente están disponibles en la web las siguientes zonas de tapeo:

  1. Barrio Húmedo
  2. Barrio Romántico
  3. Zona Centro
  4. El Crucero – Pinilla
  5. La Chantría
  6. Eras de Renueva
  7. El Ejido – Santa Ana
  8. Provincia

 

Dónde comer en León

La oferta de restaurantes en León es realmente interesante. La zona de restaurantes más concurrida sin duda la tenemos en el conocido barrio Húmedo. Este barrio es el centro histórico de la ciudad y donde se concentra la mayor parte del turismo. Si quieres comer en León en restaurantes de calidad, sin duda encontrarás alguno que te guste. El barrio Romántico León también es una zona muy interesante. Si estás buscando los mejores restaurantes de León estás en el sitio adecuado.

Si te gusta la tengo una recomendación especial: restaurante Koi León.

No obstante no debemos centrarnos solamente en el casco antiguo para comer en León. Tenemos restaurantes como el estupendo Casa Nalgas, el restaurante Amancio o el mesón La Granja. Podéis encontrar todos los restaurantes comentados en su correspondiente sección. ¿Buscas dónde comer en León barato? Descubre los locales con buen precio y super baratos.

Restaurante Real Colegiata de San Isidoro
Restaurante Real Colegiata de San Isidoro
 
Mejores restaurantes León

Buscar los mejores restaurantes de León no es tarea fácil, hay tantas opiniones como personas. Aquí trato de dar una opinión lo más objetiva posible. Todas las opiniones son 100% reales. Se pueden hacer algunas clasificaciones para facilitar la búsqueda.

Ezequiel León, un restaurante del que esperábamos un poco más.

 

¿Que tal un desayuno?

¿A quién no le gusta un buen café por las mañanas? El café nos ayuda a arrancar el día con más energía, la cafeína nos despierta y nos prepara para un día más de trabajo. En León somos muy de “ir a tomar el café“. Es uno de los pequeños placeres de la vida, y como tal, no lo dejamos pasar.

León es la ciudad de España con más cafeterías por habitante, esto ha hecho mella en nuestra cultura, fiestas, tradiciones y costumbres. Todos paramos nuestra jornada laboral unos preciados minutos para tomar ese delicioso café. En León, como no podía ser de otra manera, se sirve un pequeño acompañamiento con el café. Este acompañamiento puede ser un trozo de tortilla, bizcocho, churros, etc.

Lo normal es servir “tapa” dulce con el café, pero afortunadamente muchas cafeterías ofrecen varias opciones, incluso tapas saladas. Mi cafetería favorita para desayunar es sin duda “Sonrieté & Café“. Podéís leer mi opinión sobre ella, me parece un sitio imprescindible. Poco a poco iré incluyendo más cafeterías, es mi nueva idea para completar contenidos en la web.

Sonrieté & Café
Sonrieté & Café
 

 

 

Capital Gastronómica 2018

El año 2018 León ha sido proclamada Capital Gastronómica 2018. Es un web oficial podemos ver todo el programa previsto para este año en León. En ella podemos ver un pequeño resumen sobre la ciudad de León, los tesoros gastronómicos, sus vinos, dulces, etc. Sin duda la ciudad se merece tal distinción, la propuesta “León. Manjar de Reyes” no pudo ser más acertada.

Esta iniciativa fue apoyada socialmente por más de 1500 adhesiones entre los que se encuentran reconocidos cocineros, políticos y artistas. Así mismo se han incluido entre los platos estrella algunos tan conocidos como el botillo del bierzo o el cocido maragato. León también es conocido por otros deliciosos manjares como puede ser la morcilla o la cecina.

La ciudad tiene 160 actividades programadas con motivo de esta distinción, entre las que podemos destacar la preparación del plato más grande de cecina, la ruta del vermú o la visita de algunos chefs reconocidos y poseedores de estrellas Michelín.

capital española gastronomía 2018

Restaurantes de León

Últimos añadidos

 

Bares de Tapas de León

Últimos añadidos

Cafeterías y

Últimos añadidos

 

¿ERES DE LEÓN?

Entonces recordarás y sonreirás

“Si hiciéramos un ranking, por goleada en la sección de gastronomía ganarían las Patatas Blas, los butanos, la cecina, la morcilla sin arroz, los churros al finalizar la noche de San Juan junto a las sopas de ajo, los bocadillos de calamares (que en Madrid se piensan que sólo los comen ellos) y las pipas que comían los “niños pera” en la Plaza de la Pícara, a los maicitos y los jamones (que no nubes).

Por cierto, los jamones quemados con un mechero ¡eran lo mejor del mundo! A las empanadas de hojaldre del Fuensanta. Y a ese pimentón dulce con que condimentamos todo. ¡Ah! ¡Y los Ronchitos! Y esas obleas que comías en Semana Santa viendo pasar a los papones y dándoles la mano con cierto resquemor…

La Estrella Michelín se la daríamos a la Bicha, al Valdesogo (a tope con los vinos peleones), a la Mazmorra y sus menús de cena de fin de curso, al Burguer Kuin (alucinando cuando pedían tu hamburguesa por el micro a la cocina) y al Porrones, esa bodega de dudosa procendencia. Al Copos y su salsa alioli, al Vitaminas y Olimpia, al Benito y al Coto Escolar que nos endulzaba con su pan con miel, la Mejillonera y sus mejillones, al Sotomayor y el Pozo como lugar de banquetes, el Quijote (y su leyenda urbana cuando estuvo cerrado una temporada por caso de hepatitis), las tapas del Agobium, los pinchos de del “Castillo”, ahora el Móngogo, el kiosko que abrieron en el Húmedo y sus dueños con sus hijos pequeños que también estaban allí hasta las mil y que todos vimos crecer… y a todos con los que soñamos montar un bar de tapas en las ciudades en las que vivimos ahora.

Como personajes Honoríficos, llave de la ciudad ya a Ataulfo, el Chori y la Calcetines, las hermanas gemelas octogenarias que paseaban por la Calle Ancha, al Cocacolo, a la mujer indigente que era millonaria, a Gelete y a su novio el mulato, a Contreras y su “Eeeeeeesto es León ninininonononini”, a Mures y su “Susurros y Pellizcos” y su “cita a ciegas”, al del “Acordeón”, a la señorita que ponía la voz en la megafonía de la piscina de La Palomera (jajajaja, con ese post me reí un montón), al tío Caquichu, a la Manola que sale en las procesiones vestida de blanco, a José “Autoservicio del Colchón”, y por supuesto, al de la Bicha…

Como lugares de interés contamos con Las Lomas, lugar desde donde el coche se podían ver las luces de la ciudad a altas horas de la madrugada… Vamos, un picadero en plena naturaleza… El barrio de Corea que tantos temores nos causaron, Las Eras de Renueva como circuito de prácticas, La Plaza de la “Píjara”, Continente (cuando sobrepasó el aforo limitado el primer día que abrieron), el descampado del Corte Inglés (y su charca de ranas), el recinto de karts de Papalaguinda, donde también estaban los coches de choque donde ibas a ligotear, el parque del Cid (donde te dabas el lote entre yonkis), el Parque de Quevedo donde ibas para alimentar a los patos con gusanitos, el Jaito junto al “Jefe” y demás salas de recreativos que frecuentábamos cuando nos “pirábamos” las clases (esto dependía de dónde estudiaras, o no…), el “Todo Siempre” (ese 7eleven a lo leonés), “Gnomos” como sitio de peregrinación para comprar los regalos de cumple, la farmacia de guardia de Ordoño, Municipalia, Dróber (donde te sacaban los ojos cuando comprabas allí), el Mr Pib y el bar de la estación como reducto para “tomar la última”, la Casa de Socorro y su mercromina, el Reloj de Santo Domingo y el BBV (nada de BBVA), como lugar donde quedar. La “Tro-tro-Tropicana” y su cola de guardarropa, Trianón, Mandrágora, el Layla, La Radio, el Andamios, Berlín… La Virgen del Camino donde sólo venden avellanas. Y por supuesto el “Húmedo” .

Un olé por las palabras con sufijos terminados en “-in, -ina”, por las noches de verano con cazadora, por la cantidad de telares y chismes que acumulamos, por las veces que nos mancamos en el elefante de hierro que había en el Parque de San Francisco, por ese 23 de abril y las peregrinaciones a Ikea, por los sábados que íbamos en viaje de ida a vuelta a la playa de San Lorenzo, por ese “Más barato que en Canarias”, por Genarín, por las veces que tenemos que explicar que Zapatero es de Pucela y que el de Inditex es de León, por el Elosua y la Cultural, por esos “voy luego”, por las zapatillas de “Cano Cornejo” y los juquetes del “Barros”, por esos cines que ya no existen, por “NavaYork”, por la tienda de la Judía, por los kioskeros que nos aguantaron cuando fuimos guajes, por el “Euromoda”, por las “luces de los cigarros cuando íbamos al molino”, por ese “Guzman” y allí tienes la estación…

Por las nevadas y por esos programas de fiestas de San Juan en los que se repetía la actuación de Norma Duval un año sí y al otro también… Por esos “jambo, que no soy castellano, que soy Cazurro”, por ese traumatólogo que si te operaba en la Clínica San Francisco te dejaba mal para toda la vida, por los helados del Valenciano, las orejas de Carnaval, los pendones y los Gigantes y Cabezudos que tanto miedo daban…
¿Y qué me decís del rastro de antes? El de verdad, el que estaba en la Plaza Mayor, ese será siempre el auténtico.
Morriña de mi pueblo, aunque sea decadente, pero es mi tierra, ¡qué cojones!
Umh… creo que me he liado mucho… Ya voy cerrando la trapa, si eso, que ya marcho…”

(Autor anónimo)